Hay algo allá afuera

En una cualquiera noche de mayo, un grupo de amigos neoyorkinos se reúnen en el departamento de uno de ellos, Rob(Michael Stahl-David) en Manhattan, para sorprenderlo con una fiesta en su honor, pues al día siguiente éste parte a Tokio durante un largo viaje de negocios, celebración que es registrada en video por su amigo Hud(T.J.MIller),quien sin querer borra el video de un viaje de Rob y su novia de entonces, Beth(Odette Yuntsman) a Coney Island. Precisamente durante la fiesta los invitados presencian una discusión de la pareja, que ese día pasaba por un mal momento. Luego de la discusión, mientras Hud y Rob conversan del tema en la terraza, observan como las luces de la ciudad se apagan. Un gran temblor sacude a la ciudad, desatándose el pánico entre la multitud. Rob y sus invitados bajan a las calles donde cunde el terror, mientras se produce una seguidilla de temblores seguidos del horrible aullido de un reptil gigantesco reptil…

La premisa no es nueva: un monstruo de proporciones gigantescas destruyendo alguna gran capital de alguna superpotencia(son selectivos los monos éstos, nunca se ha sabido de una lagartija gigante destruyendo Santiago, Calcuta o Johannesburgo)…esto viene desde mediados del siglo XX cuando Japón, presa de la psicosis postnuclear, cimentó las bases de su ciencia-ficción en lo que se llamó el cine-kaiju, es decir, Godzilla, Montra, King Kong y todos esos esperpentos que destruían un edificio sólo con estornudar. Y como todo buen éxito del cine ajeno, Hollywood también tarde o temprano agarró papa.

Lo que diferencia a este proyecto, producido por el actual prodigio del entertainment americano, J.J. Abrahams(Lost, Alias)es que en vez de enfocarse en el pequeño puñado de valientes aventureros, soldados, científicos o pierdeteunas que luchan por acabar con la amenaza, sino que en los ciudadanos comunes y corrientes que deben escapar de ella. El recurso de cámara subjetiva empleado, dado que toda la historia se narra a través de la filmación que hace Hud, ayuda para transmitir la sensación de acoso sufrida por los protagonistas. Imagina que vas pasando por la calle y de pronto una muchedumbre corre aterrada, y ves una cola de gusano gigante moverse por ahi y providencialmente te salvas de que la cabeza de la Estatua de la Libertad te aplaste. Y toda la desesperación de saber que da lo mismo donde o cuanto corras, si no será más que retrasar lo inevitable. Y más encima en ningun minuto se ve con claridad qué se supone que es lo que nos está persiguiendo, qué busca, qué forma tiene o si es el único o hay más.

Sin ser ninguna maravilla ni querer cambiar la historia del cine, lo cierto es que con pocas pretensiones (no hay ningun actor conocido en el casting, de hecho) Cloverfield levanta bastante al género del terror, bastante venido a menos con sagas interminables y repetidas como Saw (creo que ya viene la Saw 5…y con qué ropa!?) y además, ayuda a pasar un muy buen rato y elevar la tensión. Muy en la línea de las películas de catástrofes que reinaron durante parte de los 70 donde el mundo, y el espectador, quedaban como la mona.

3,5/5

CLOVERFIELD

Director: Matt Reeves

Protagonistas: Michael Stahl-David; T.J. Miller; Odette Yunstman; Jessica Lucas; MNike Vogel

Terror

2008

fjretamalt@gmail.com    fretamalt@hotmail.com

 

se hará justicia?

Justicia Para Todos no es solo el nombre de uno de los discos clásicos de Metallica. Antes que eso es una frase del juramento a la bandera de los EEUU y en 1979 se titulo así una interesante (y olvidada) película de Norman Jewison.
Justicia…trata las desventuras de Arthur Kirkland (Al Pacino, en uno de sus mejores papeles) un idealista abogado de Baltimore en pugna con los jueces de su ciudad, quienes a estas alturas han formado una elite aparte del resto de la sociedad. Arthur entra en conflicto, especialmente con el juez Henry Fleming(John Forsythe) un magistrado inflexible y duro que mantiene en prisión a un cliente suyo, cuya inocencia ha sido más que probada, sólo para demostrar que tiene el poder para hacerlo.
Todo es dentro de todo normal hasta que Fleming es acusado de violación y escoge como abogado a Arthur. Aqui es donde al abogado la paciencia se le empieza a ir, pues ya no da más con el doble estándar de los jueces,considerados a sí mismos como intocables y miembros de una especie que puede aplicar la ley, con mucho rigor, pero a quienes la ley y el derecho ajeno le son inaplicables.
Recojo parte del discurso de Arthur en su presentación inicial del juicio contra Fleming.

“Hay una cosa que me molesta, en la que no dejo de pensar y no me deja en paz..¿por qué, por qué esta mujer miente? ¿Quñe motivo tiene para mentir? Si mi cliente es inocente, entonces ella miente. ¿Por qué? ¿Chantaje? No creo ¿celos? No. Y ayer lo descubrí. Ella no tiene motivo para mentir, ¿saben por qué? Porque no está mintiendo…damas y caballeros del jurado, la fiscalía no va a lograr condenar a este hombre hoy..no, porque YO LO HARÉ!! mi cliente, el honorable Henry T. Fleming se irá directamente de aquí a la cárcel!! Porque este hijo de puta es culpable!!
Culpable! ese hombre que está ahí es un patán! Un canalla! Que si es puesto en libertad, entonces creeré que algo realmente está podrido aqui!

(el juez del caso lo declara en desacato)
No! Usted está en desacato! Todo este juicio está fuera de lugar! Este tribunal está fuera de lugar! Ese hombre, ese enfermo y demente y depravado, violó y golpeó a una mujer, y vaya que lo haría de nuevo con gusto!! El mismo me lo ha dicho!! Todo esto no es más que un show! como un concurso!! hey, Fiscal quiere ‘hacer un trato’? Yo tengo un juez demente que disfruta golpeando mujeres!! Digame Fiscal, que me da a cambio? una libertad condicional por tres semanas?

(al juez Fleming:)
Usted, a ud, hijo de puta, le estoy hablando! Se supone que está en su posición por algo! Se supone que debe proteger a la gente! Pero no. En vez de proteger, usted la viola…ud. la mata!!

 (alcanza a gritar esto antes de ser expulsado de la sala por Seguridad)”

Para uno que es abogado y trabaja en el Poder Judicial igual es heavy, pero ayuda para darse cuenta que uno, dentro de todo, está haciendo lo correcto.
La película no está disponible en Chile desde hace mucho, pero es habitual pillarla de casualidad en canales como TCM. Ah, claro, no nos olvidemos del burrito de emule, que ayuda bastante.

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com

No te metas con mi hija

BUSQUEDA IMPLACABLE
Otrora un eficaz agente de la CIA, Bryan Mills(Liam Neeson) ha abandonado la actividad buscando recuperar el tiempo perdido con su hija Kimmy(Maggie Grace), quien vive con su madre, Leonore(Famke Janssen) y su segundo marido, un millonario inversionista, con quien monetariamente es incapaz de competir, dado que se gana la vida esporádicamente como guardaespaldas de celebridades.
Buscando recuperar el cariño perdido, Bryan autoriza a Kim para viajar a París con una amiga. Sin embargo, pocas horas después de su llegada, y mientras conversa con Bryan por teléfono, las dos chicas son secuestradas por una banda de albanos tratantes de blancas. Alcanzando a captar algunas señas particulares de los asaltantes, y haciendo uso de sus habilidades y contactos, Bryan viaja a Paris, luchando contra el tiempo y la corrupcion local para rescatar a su hija antes de perderla para siempre…

James Bond y la imagen jet set dejaron de ser el estereotipo exclusivo y excluyente del agente secreto. El arquetipo actual es el del individuo común, con habilidades extraordinarias pero vidas y problemas comunes. Jack Ryan, Jack Bauer, Jason Bourne…y Bryan Mills.
Esta película, escrita por Luc Besson(el hombre que demostró que se puede hacer cine de acción fuera de Hollywood, y del bueno) y dirigida por Pierre Morel, uno de sus más habituales colaboradores, se nota la mano, pues la película es ágil, rápida, entretenida, sin respiro. Los 93 minutos que dura no se sienten. Se disfrutan.
Pero tampoco se puede restar méritos a un Liam Neeson en un personaje que no suele ofrecer dentro de su repertorio(pero que insinuaba con su Ducard en Batman Inicia) es decir un individuo que no tendrá problema en provocar un genocidio con tal de rescatar a su familia donde sea que ésta se encuentre (con la diferencia que Ducard era de los malos y Bryan es el bueno…o el antihéroe, mejor dicho). Una de las grandes sorpresas de la temporada. Uno de los filmes que se debe recordar en los recuentos anuales. Con justicia. 4/5

TAKEN
Director: Pierre Morel
Intérpretes: Liam Neeson; Maggie Grace; Famke Janssen; Xander Berkeley
Acción
2008