un sábado cualquiera

En su primer gran hit, Los Prisioneros definieron los 80 como plena edad del plástico. Considerando la evolución de la conducta humana en esos años (creció el consumo y con ello el empleo de artículos desechables) y la estética de entonces, uno podía hallarles la razón. Sin embargo, y como he sostenido antes, de vez en cuando aparecían algunos ítems que valía la pena destacar.

En pleno auge de la comedia adolescente (Porky’s, La venganza de los Nerds y otros) surgió un grupo de estrellas que se hicieron famosos en este subgénero, y que aproecharon su minuto para vivir todo el exceso posible: el Brat Pack, grupo de mocosos, compuesto entre otras luminarias por Anthony Michael Hall, Judd Nelson, Demi Moore, Molly Ringwald, Judd Nelson, Ally Sheedy, Andrew McCarthy, Robert Downey Jr., Emilio Estévez, amén de algún integrante que participara ocasionalmente de las reventadas fiestas a las que solían asistir(John Cusack! Michael J. Fox!).

Aunque la mayoría de cintas protagonizadas por miembros del Brat Pack, eran olvidables comedias para pasar el rato, hubo una cinta que reunió a sus más emblemáticos miembros, y aunque en su momento fue tildada como otra de estas comedias, era mucho más que eso: The Breakfast Club, El Club de los Cinco.

Con pocos recursos (apenas dos o tres escenarios, y un elenco de no más de diez personas), The Breakfast Club nos presenta a cinco estudiantes obligados, por distintas faltas, a ir al colegio un sábado como castigo. Sólo ellos cinco, cada uno de grupos y personalidades muy diferentes entre si:

BRIAN (Hall), el cerebrito. Un mateo de curso, caído en desgracia tras sacar un Regular en artes manuales, sorprendido portando una pistola.

CLAIRE(Ringwald) la niña de papá. Sancionada por hacer la cimarra para irse a un mall.

ANDREW (Estévez) atleta y luchador amateur. Castigado por herir a un compañero al vendarle con cinta adhesiva sus partes privadas.

ALLISON(Sheedy) la inadaptada. Según ella, fue ese sábado al colegio porque no tenía nada mejor que hacer(nunca se revela el motivo de su detención)

BENDER(Nelson) el matón del colegio, razón por la cual pasa todos los sábados en la misma situación, a esta altura da lo mismo porqué. Pero aparentemente, por traficar marihuana en el alumnado.

Completa el cuadro el Sr.Vernon (Paul Gleason), el inspector del colegio, un individuo lleno de frustraciones, que desahoga retando y menospreciando a sus educados(en especial a Bender) y Carl(Paul Kapelos) el auxiliar.

Dado que ninguno se soporta, al principio no se hablan sino para discutir. Sin embargo, con el paso de las horas se acercan, se expresan y se van dando cuenta que pese a representar sectores y arquetipos irreconciliables, tienen algunas cosas en común. La presion por ejemplo(Andrew y Brian son constantemente empujados por sus padres para ser el mejor en lo que hacen), el aislamiento(a Allison sus padres no le hablan, a Claire sus divorciados padres la consienten sólo para tener con qué atacarse) o la amargura (Bender es permanentemente golpeado por su padre, y humillado por su profesor).

O sea, el que pagó su entrada para ver este filme en cine uede salir de dos formas: enojado antes del final porque no era lo que creía (parece comedia pero no lo es…del todo) o abrumado precisamente por lo mismo. Considerando el título, el elenco y hasta el director (John Hughes, quien antes y después sólo dirigió, escribió y produjo comedias simplonas) da para pensar que es otra tonta comedia americana. Pero no. Providencialmente. Y hasta agradeciendo.

No se supo mucho más del brat pack después de 1989, más allá de las carreras de Demi Moore y Robert Downey Jr. Anthony Michael Hall aparece en pequeños papeles en cine (era el chico malo de Edward Scissorhands y un lector de noticias en The Dark Knight) y Emilio Estévez por ahi ha producido y dirigido algunas cosas. Del resto, cameos y secundarios en series de TV (Nelson, Ringwald y Sheedy de repente han aparecido en algunos C.S.I.). Sin embargo, les bastó un filme como The Breakfast Club (citado un par de veces en series como Futurama) para dejar una huella, pequeña pero poderosa, en el incosciente colectivo.

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s