El mirón del barrio…

Durante un caluroso verano, el destacado reportero gráfico L.B. Jeffries(James Stewart) se ve obligado a pasar la temporada en silla de ruedas, luego de sufrir un accidente laboral. Encerrado en su departamento, sus únicas entretenciones son las visitas de su enfermera, Stella(Thelma Ritter) y de su novia, la reportera de sociales Lisa Fremont(Grace Kelly) y mirar por la ventana a sus vecinos, habitantes de un edificio contiguo, y observar sus rutinas. Como aquel vecino compositor que no da con la melodía que anda buscando, o aquella señora ya entrada en años que sale a broncearse, o la chica de la ventana de enfrente que ensaya sus rutinas de ballet…o con el matrimonio de Lars Throwald(Raymond Burr) y su esposa, una relación más o menos tirante. Cierta noche, Jeffries escucha un terrorífico grito desde uno de los departamentos. En el acto examina los ventanales vecinos, y al ver todo en relativa calma, se aleja, pensando que el encierro lo está haciendo desvariar…hasta que descubre al señor Throwald comportarse muy nervioso, removiendo maletas y empleando toda clase de herramientas, lo que despiera las sospechas del fotógrafo…
gracejames

Movido por la ansiedad de ver más y mejor cine, y luego de haber leído y repasado el imprescindible libro “Una vida crítica”(Hector Soto/Alberto Fuguet/Cristián Ramírez) el año 2008 se me ha ido más que en revisar estrenos, en revisitar y conocer directores que por x motivo no había pescado antes: Truffaut, Cassavettes, el Woody Allen de sus primeros años, y por supuesto Alfred Hitchcock. Y quería ponerme al día. Y redimirme.

Pues bien, así es como llegué a la obra hitchcockiana, a la de sus mejores años (1949 hasta mediados de los sesenta), Ignoro como habría sido Hitchcock en su fuero íntimo, pero a la hora de filmar, las cosas las tenía clarísimas. Me puedo dar cuenta que todo lo dicho del maestro del suspenso es la pura verdad y es imposible de contradecir: hasta la escena más piñufla de su película más mala tiene litros de emociones que expeler…es una capacidad de armar 100 minutos de largometraje sin dejar de observar con atención. Para Hitchcock el fenómeno del cine se explica en cuanto este medio sea capaz de ello: de hacer sentir al espectador parte de un juego lleno de intrigas y de contener el aliento hasta que corre el último de los créditos. La gracia es que si bien su género es el suspenso y el misterio, pocas veces hizo uso de recursos gráficos evidentes (como mostrar cadáveres, mutilaciones o muertes de esas que se ven con tanta frecuencia en el cine anterior y posterior). Unánimemente reconocido como uno de los grandes directores de todos los tiempos por su buen gusto, buen ojo y sobriedad, siendo La Ventana Indiscreta una más de sus no pocas obras maestras. Si nunca has visto nada del maestro, este es un muy buen punto donde empezar. 4,5/5

ventana

LA VENTANA INDISCRETA
The Rear Window

Director: Alfred Hitchcock

Intérpretes: James Stewart; Grace Kelly; Raymond Burr; Wendell Corey; Thelma Ritter

Suspenso

1951

fretamalt@hotmail.com   fjretamalt@gmail.com